viernes, 21 de enero de 2011

CAPITULO VII “Del loco Inquisidor al desden de Maese Carrasco”

"S"






Por mor del triste destino, Fray Junípero, “El Incansable”, loco de atar tras recorrerse decenas de conventos y de pasar como ayudante de varios afamados inquisidores, siendo siempre despachado por su falta de cordura, vino a caer en aquella fatídica noche a las puertas de la hostería.

Absolutamente nadie le conocía en casa de Buttarelli, por lo que todos se temieron lo peor de lo peor al verlo entrar con su hábito dominico, carcomido por la mugre y la chinche.

- ¡Ave María Purísima! ¡Ave María Purísima! –Gritaba enardecido, ante el temblor lógico que invadió a desalmados, gentes de mal vivir y a las fulanas allí presentes.- ¡Aquí está la bruja! ¡Aquí está la bruja! ¡La presiento! –vociferaba sin tregua, hasta que el bueno de Cristófano, corrió a ofrecerle mesa y sosiego.-
- Padre, por el amor de Dios, pase y entre calor. ¿quiere algo de comer? ¿beber?...-y hasta a punto estuvo de ofrecerle putas, sin no se muerde la lengua el tabernero, con tal de tranquilizarlo.-
- Está aquí hermano, está aquí, la husmeo, la presiento…-dijo, el fraile, mordiéndose los labios y con los ojos fueras de sus órbitas, mientras todas las presentes intentaban ocultarse a su loca mirada.-
- ¿De quien nos habla? ¿A quien busca, hombre de Dios? –preguntaba en su desasosiego, Cristófano.-
- ¡A la bruja Gardenia! Esa que por doquier peca y embruja…
- Cálmese, tome un caldito y respire en calma…
- No debo parar hasta llevarla a la hoguera… Esa bruja, arrastrará de todos ustedes.
- ¿Pero no ve vuestra merced que no hay ninguna Gandena , aquí? Esta casa es muy religiosa.
- No, Gandena, no. Gardenia, se llama la bruja.
En estas, que Maese Carrasco, armado de valor y descubriendo el desequilibrio del fraile, se puso en pie y se dirigió a él con su peculiar forma de contar las cosas.

- Hay padre que en su desesperación no habla…no ve que quizá ya se transformó en cabra. La bruja Gardenia, quizás huyera, más si pudiera, escapar hubiera.
- ¿Y quien es usted para aseverar semejante cosa? ¿Cómplice de la bruja tal vez? –preguntó, el fraile, vertiendo su ira hacia el poeta.- ¡Arrodíllese!
- Calma, padre…no soy un pecador, sino un simple trovador que nuestra señora alabo con fervor…
- No caiga en el error de pensar que Maese Carrasco es cómplice de bruja alguna. Es un buen hombre se lo puedo asegurar.-intervino el tabernero.-
- No me convencéis, tabernero. Aquí hay gato encerrado y hasta que no descubra quienes sois los culpables no cejaré en mi empeño.-aseveró, fray Junípero.- ¿Y deciis que Gardenia se convirtió en cabra?

17 comentarios:

  1. Lo que me faltaba,"la bruja Gardenia" aquí,ojala y le den caza,pero si andan buscando una bruja camuflada en una cabra no la encontraran,pobres cabras,mas bien en serpiente diría yo,y de esas que escupen veneno.

    Muy bueno Salmorelli,GRACIAS por volver en el momento justo.

    Un beso enorme¡!

    ResponderEliminar
  2. ¡Un cura loco! Lo único que faltaba en la hostería, y para colmo a la caza de Gardenia, jajajajaja
    Maese Carrasco deberá cerrar el pico si no quiere ser acusado de cómplice, aunque presiento que por allí anda una cabra suelta, tan loca como Junípero :))

    Salmoooooooooooo, sois lo más de lo más, niño, y desde que la radio, la TV y los periódicos de toda España, e incluso de Argentina, os han entrevistado, ahora tenemos al más famoso parroquiano de la hostería.

    He visto el vídeo, Salmo... ¡y qué guapote que sois! Y qué salero tenéis, aaaaaay, continuad, continuad, que estos capítulos serán para alquilar balcones.

    Oleeeeeeeeeee!!!

    Besazos.

    ResponderEliminar
  3. Jaja me encanta...por cierto,que la santa inquisición haga su trabajo mas no persiga y condene a todas las pobres cabras...quiza la bruja madre se aparezca como pobre damisela,mas sabe dios y la purisima que una servidora no lo es.

    Una reverencia para sus ilustrisimas.

    Besos

    ResponderEliminar
  4. Jajajajaja La bruja Gardenia dará que hablar, lo presiento. Creo que es la bruja la que tiene que tomarse un caldito y respirar en calma, no el pobre Junípero.
    ¡A la hoguera! ¡A la hoguera! :))

    ¡Qué buenoooooo, Samorelli!

    Besos a todos, son geniales.

    ResponderEliminar
  5. Es verdad, Marita, las pobres cabras no tienen la culpa, además no son venenosas :))

    Otro besooooo.

    ResponderEliminar
  6. ¿Como pobre damisela? Que no, Edurné, este tipo de brujas se creen lo mejor del mundo, jamás se presentarán como menos de eso. Sufren de ombliguismo, hasta ahí les llega la mirada, para ellas todo lo demás no existe.

    ¡A por la Santa Inquisición! Y dejad que las cabras sigan retozando :)

    Besos mil.

    ResponderEliminar
  7. ¡Claro que dará que hablar, Patsy! Creo que para eso se ha presentado, cuando alguien viene sin que lo llamen por algo es: es para darnos argumentos ¡hurra!

    Gracias, a Vuestra Merced, por sus palabras.

    Besos.

    ResponderEliminar
  8. Válgame el cielo, no quiero ni pensar que el tiempo ha vuelto hacia atrás y Gardenia ha montado en su escoba sólo para recalar en la hostería. La mala hierba es dura de quitar, pero el Santo Oficio obrará en consecuencia.
    Salmorelli, tu entrada sí que me ha hecho reír.
    Vuestra chispa es admirable. Que continúe la función, aquí estaré.

    Mis saludos a todos.

    ResponderEliminar
  9. ja,ja,ja,ja... !vamos como está el patio!, ahora en la posada ha entrao na menos que la Inquisición y buscando a una bruja que se ha hecho cabra... y como la cabra tira al monte, no sabemos por donde nos va a salir el brujerío... !pobres cabras, la que se les puede venir encima!, el espectáculo está aseguao, vaya que sí.

    Mil besotes gordísimos maestro, y también a todos los parroquianos, que mi corazón es grande y hay besos pa tós

    ResponderEliminar
  10. Eh, posadero, acabo de ver vuestro vídeo de tan magnífico lugar que me pasaré de la hostería a vuestro palacete, Vive Dios.
    Y os advierto, os advierto... si no me enviáis mi certificado del encuentro, me veré obligada a prender el primer navío que pase por mis costas e iré a reclamaros a punta de espada lo que me pertenece. ¿Habéis comprendido, Señor? Pues no os dejaré en paz hasta lograr mi objetivo...

    ¡He dicho! :))

    Besazos llenos de ilusiones, que de tanto pensarlas me harán cruzar el mar.

    ResponderEliminar
  11. ¡¡FELICES CINCO AÑOS DE LA POSADA!!

    Y QUE SEAN MUCHOS MÁS, REPARTIENDO CALIDAD Y CULTURA.

    ResponderEliminar
  12. Hola!!
    Permiteme presentarme soy Melannie, administradora de un directorio de blogs, visité tu sitio y está genial,
    me encantaría poner un link de tu blog en mi sitio web y por mi parte te pediría un enlace hacia mi web y asi beneficiar ambas webs con más visitas.
    Si estas de acuerdo no dudes en escribirme a melannieagurto@gmail.com

    Éxitos con tu blog.
    Un Saludo
    Melannie.

    ResponderEliminar
  13. Es un placer volver a la hostería y este capítulo me parece buenísimo...
    ¿Quién está más loco de todos? ¿Fray Junípero, la cabra o Gardenia?

    Yo tengo la respuesta, salta a la vista, jajajajaja

    Un fuerte abrazo al equipo. Los esperaré todo el tiempo que sea necesario. Unos grandes como ustedes siempre tienen en qué entretenerse.

    ResponderEliminar
  14. Por San Blas, patrón de borrachos y bailones, que en esta vuestra hostería nos reunimos lo más granado de la sociedad. Colega Buttarelli vigileme al Junípero ese que cuando el Santo Tribunal se empeña en algo al final lo consigue, doy fé de ello. Y cierre bien su corral que las pobres cabras están un tanto mosqueadas. Llene mi copa y la de los parroquianos, incluido "El Incansable", que a esta ronda pago yo, esperando las historias de Gardenia

    ResponderEliminar
  15. ¡Ay, Charly, mil perdones! Ya sabe Vuestra Merced del poco tiempo de que disponemos, pero nunca es tarde cuando la dicha es buena, así que aunque os contestemos el año que viene, os contestaremos :)

    Seguid leyendo mientras tengáis la oportunidad, de aquí siempre saldráis con una sonrisa puesta...

    ¡Gracias en nombre del equipo!

    Besos.

    ResponderEliminar
  16. Vos lo habéis dicho, Naranjito, lo más granado, por eso estáis aquí.

    Ya tenéis la copa llena, ahora sentaos a disfrutar la historia, que es verdad, os lo juro por el Santo Inquisidor. La bruja anda suelta...

    Mil gracias a Vuestra Merced por hacernos el honor de compartir nuestra mesa

    Besos (en esta hostería... descarados, jajaja)

    ResponderEliminar
  17. No podia haber empezado el dia de mejor manera,unos minutos de relax en compañia de tan exquisita lectura.

    ResponderEliminar

Bienvenidos a "La hostería de Cristófano Buttarelli". Es un honor recibirlos con un vaso de tintillo y todo nuestro afecto. ¡Gracias por vuestra visita!